febrero 8, 2023
Comunicación Educación Tecnología e innovación

Audiolibros: las ventajas de comenzar a utilizarlos

Audiolibros para casi todas las ocasiones

audiolibros

Los tiempos cambian y, entre otras cosas, la manera de aprender, también. Es totalmente cierto, como decía Sartori, que en esta época hemos visto emerger al «Homo Videns». Los seres humanos de hoy, han privilegiado el sentido de la vista. En contrapartida hemos dejado de desarrollar algunos otros sentidos, como por ejemplo, el oído. Hoy, queremos hablar precisamente de los audiolibros y las ventajas de escucharlos.

Estos recursos de aprendizaje y entretenimiento también son conocidos como audiobooks. Un gran beneficio de usarlos es que, por ejemplo, optimizas el tiempo. Esto es así porque para leer un libro tienes que sentarte y concentrarte, sin embargo, un libro en formato de audio puedes escucharlo mientras estás realizando otras actividades.

El sentido de la audición y los audiobooks

audiolibros

El oído despierta la imaginación. Esto lo saben perfectamente todos aquellos que trabajan en una estación radial. Es por esa razón que siempre están buscando palabras o frases que puedan despertar la imaginación de sus oyentes. No es lo mismo que el locutor diga «producto alimenticio», a que diga « Pizza Hawaina». Y lo mismo sucede con los audiolibros.

Los audiobooks, nos permiten desarrollar nuestra imaginación. Escuchar la narración de una novela, de un cuento o de cualquier otro género, nos hace ir imaginando lo que estamos escuchando. Incluso llegamos a compenetrarnos tanto que nos hacemos parte de esa historia o narración.

Estímulo de la empatía

Otra de las ventajas que podemos señalar es que los audiobooks estimulan la empatía. Efectivamente, esto podemos constatarlo cuando estamos escuchando una historia o incluso alguna información. Nos metemos en la historia y nos vamos identificando con algún personaje o protagonista de la misma.

Claro, eso también tiene sus riesgos (si, por ejemplo, nos identificamos con el personaje menos recomendable). Sin embargo, ese ejercicio de ponernos en el lugar de los demás y sentir sus pesares o vicisitudes en carne propia, es decir, ese estímulo de la empatía, es muy necesario. Si tenemos la oportunidad de despertarla a través de audiolibros ¡qué bueno!

Las palabras no se las lleva el viento

Finalmente, a esta nueva forma de consumir contenidos a través de los audiolibros, queremos sumarle una ventaja más. Nos referimos a la mejora de la memoria. En algún momento, mientras has estado interactuando con los demás, alguien te habrá dicho: «¡No puedo olvidar las palabras que me dijo!» .

Y es cierto. Lo que escuchamos es retenido en la memoria. Mucho de lo que oímos es almacenado en nuestra memoria y no se borra tan fácilmente. El audio tiene el poder de penetrar no solo en nuestro oído sino de ser grabado en nuestra memoria.